Comer en la oficina: consejos para hacerlo más fácil

|

Tanto si quieres facilitar la tarea de comer en la oficina a tus empleados o como empleado necesitas una solución fácil para comer en el trabajo, te damos algunas ideas para que ese momento del día sea sinónimo de placer, y no de estrés.

 

Comer en la oficina: consejos para empleados

Evita comer sobre el escritorio

Aunque parezca una buena idea para ahorrar tiempo, comer sobre la mesa de trabajo nunca es recomendable. En primer lugar, porque sobre el teclado de un ordenador se acumulan gran cantidad de bacterias y, en segundo, porque se corre el riesgo de derramar bebidas o comida sobre los equipos.

Por otro lado, comer sobre el escritorio también tiene implicaciones para la salud. Las personas tienden a comer más cuando están mirando una pantalla y tienden a hacerlo más rápido. Por eso, tómate al menos 20 minutos para comer, que es lo que tarda en llegar la señal de saciedad al cerebro.

 

Planifica las comidas semanalmente

La planificación de las comidas es esencial para mantener una dieta equilibrada, evitar el desperdicio alimentario y no agobiarse durante la semana.

Por eso, cada vez más gente apuesta por la técnica del Batch Cooking, que consiste en cocinar en lote (un día) para consumir los tuppers resultantes a lo largo de la semana. 

También puedes apostar por platos preparados y caseros, como los de La Cocina de Juan, para comer de forma saludable y sin esfuerzo durante toda la semana. O complementarlos con el Batch Cooking, preparando tuppers para dos o tres días, y solicitando nuestros platos caseros para el resto. 

¿No te parece la mejor solución para llevar comida a la oficina? No tendrás que preocuparte de cocinar y, además, estarás contribuyendo a la inclusión de personas en situación de vulnerabilidad psicosocial.

En todo caso, apuesta por comida saludable y evita la comida rápida, ya que es rica en grasas y azúcares, que favorecen la aparición del sueño y, además de perjudicar la salud, merman la productividad.

 

Quiero disfrutar de los sabores únicos del catering de Fundación Juan XXIII  SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

 

Vigila la seguridad alimentaria

Algunos consejos de seguridad alimentaria que te serán útiles para la oficina, son:

  • No dejes los alimentos cocinados a temperatura ambiente. Transpórtalos en una bolsa isotérmica con un acumulador de frío y pásalos al frigorífico una vez llegues a la oficina. 

  • Ten cuidado con las elaboraciones a base de huevo, sobre todo si está crudo y sin tratamiento térmico. 

  • Separa los alimentos crudos de los cocinados en diferentes recipientes para evitar la contaminación alimentaria. 

  • Los alimentos cocinados no deben estar más de tres días en la nevera (en el congelador, los tiempos pueden alargarse). Una excepción son los platos preparados, ya que vienen envasados en una atmósfera protectora que alarga su duración, manteniéndolos en perfectas condiciones durante el tiempo indicado en el envase.

 

ventajas empresa saludable

 

Soluciones empresariales para la comida en la oficina

Habilita un espacio adecuado para comer

Actualmente, no es obligatorio habilitar un espacio para comer en las oficinas o empresas, a no ser así lo establezca el convenio colectivo o se llegue a un acuerdo con los trabajadores. Sin embargo, sí es conveniente, ya que facilita el día a día, fomenta hábitos saludables e incluso puede ayudar a disminuir el estrés, ya que los empleados no deben salir todos los días a buscar un lugar en el que poder comer algo rápido. 

Del mismo modo, un espacio para comer agradable aporta ventajas para la empresa dentro del contexto de la pandemia, ya que los trabajadores que así lo deseen pueden permanecer en la oficina, en un entorno más controlado. Adicionalmente, también sirve para fortalecer los lazos entre los empleados y, con ello, fomentar el sentimiento de pertenencia a la empresa.

Un espacio adecuado para comer debe estar bien ventilado para evitar malos olores y contar con un frigorífico y un microondas. 

 

Ofrece platos preparados a tus empleados

Desde La Cocina de Juan ofrecemos la posibilidad a las empresas de contratar platos saludables y caseros para sus empleados o box individuales para lunch o desayuno, que pueden ser subvencionados (parcial o totalmente) por la empresa. 

Los empleados podrán escoger los platos con antelación desde un site personalizado; o podemos llevar un carrito con comida casera a la empresa, para facilitar la toma de decisiones.

Además de caseros, todos nuestros platos son solidarios, ya que sus beneficios se destinan a financiar las actividades de FUNDACIÓN JUAN XXIII.

 

Instala un córner de comida saludable

Un córner es un rincón al que los empleados o clientes pueden acudir para tomar un tentempié y desconectar de la rutina. 

El córner de la Fundación ofrece desayunos, café, zumos naturales, ensaladas, batidos, sándwiches, sopas, cremas y platos calientes. Además, está atendido por personal en situación de vulnerabilidad psicosocial, por lo ayuda a crear un ambiente de trabajo más diverso y acogedor.

 

Ofrece fruta de temporada

Facilitar fruta de temporada de manera gratuita mejora el ambiente laboral y los hábitos alimenticios

Puedes contar con la Fundación para el suministro de fruta fresca, que aportará energía y vitalidad a la empresa. Ofrecemos un servicio adaptado a las necesidades de cada cliente, con repartos a nivel nacional y con entregas diarias, semanales o quincenales.

 

Organiza una jornada de alimentación saludable

Se trata de una actividad de sensibilización que une al equipo y que lo guía para poder tomar las mejores decisiones de alimentación. 

Las charlas y talleres que fomentan el cuidado personal son muy valoradas por los trabajadores y benefician a la empresa, porque unos empleados más felices y sanos son también más productivos.

Todas estas iniciativas pueden enmarcarse dentro de un plan de empresa saludable y de un plan de Responsabilidad Social Corporativa, ya que se trata de servicios solidarios y que promueven la inclusión.

 

Nueva llamada a la acción

Nueva llamada a la acción

¿No te quieres perder nada? Suscribete a nuestra newsletter

Nueva llamada a la acción

Artículos relacionados