¿Cuáles son las funciones de un Centro de Rehabilitación Laboral?

|

La inclusión laboral es una de las metas fundamentales en el abordaje psicosocial de las personas con enfermedad mental grave y duradera, ya que contar con un trabajo y unas rutinas, además de proporcionar autonomía e independencia, mejora el papel en la sociedad y puede ser beneficioso para su sintomatología, su autoestima y su calidad de vida. 

Esta navidad celebra por tres

 

No obstante, encontrar un trabajo no siempre es fácil. Las personas con enfermedad mental se enfrentan a mitos y estereotipos que dificultan la búsqueda de empleo, además de otras problemáticas sociolaborales derivadas de su enfermedad. De hecho, las personas con enfermedad mental tienen una tasa de empleo de un 17,1%, mucho inferior a la tasa de empleo media de las personas con discapacidad, situada en el 26,7%, o de la población sin discapacidad, que alcanza el 64,3%.

 

En este contexto, es muy importante la labor de los Centros de Rehabilitación Laboral, que tienen el objetivo de apoyar y guiar a las personas con trastornos mentales graves y duraderos para que puedan recuperar o adquirir los hábitos y capacidades laborales necesarios para acceder a un empleo y conservarlo en el tiempo. ¿Quieres saber cómo funcionan?

 

Funciones de un Centro de Rehabilitación Laboral

 

En un Centro de Rehabilitación Laboral se reproduce un marco de trabajo normalizado para que los usuarios adquieran poco a poco los hábitos y habilidades propias del desempeño laboral. 

El Centro de Rehabilitación Laboral comienza su trabajo con una fase de evaluación inicial, seguida por la elaboración de un plan individualizado de rehabilitación e inclusión laboral. Para ello, se requiere de un equipo multidisciplinar que acompaña a las personas durante todo el proceso de acceso al empleo, formado por psicólogos, terapeutas, preparadores laborales, maestros, etc.


En concreto, en el Centro de Rehabilitación laboral se llevan a cabo acciones como las siguientes:

 

  • Realización de talleres que permiten recuperar los hábitos y habilidades laborales que son comunes a cualquier tipo de empleo. Aunque el taller exige el aprendizaje relacionado con una tarea o oficio (por ejemplo, jardinería, logística o nuevas tecnologías), no tiene un carácter productivo ni el objetivo final es el de aprender un oficio.

    Se trata de talleres de carácter rehabilitador que se escogen según los hábitos o habilidades que se quieren potenciar y que sirven para trabajar los puntos débiles, y potenciar las fortalezas de cada persona, así como para despertar intereses vocacionales y, en definitiva, recuperar los hábitos de trabajo, como la asistencia, la puntualidad, el cuidado del material, la higiene y seguridad en el trabajo, el cumplimiento del horario, la resistencia a la monotonía, etc.

    En los talleres, también se ponen en práctica habilidades sociales en el entorno de trabajo como la interacción con los compañeros, la aceptación de la autoridad, la autonomía en el trabajo, la capacidad para tolerar críticas, etc.

  • Ofrecer orientación laboral, según las capacidades e intereses individuales.

  • Dar apoyo a la formación laboral. Una vez que existe un interés vocacional, puede ser necesario conseguir una capacitación profesional inicial.

  • Favorecer la inclusión en el mercado de trabajo y/o dar apoyo o seguimiento durante el proceso.

  • Ofrecer entrenamiento para realizar entrevistas de trabajo y enseñar técnicas de búsqueda de empleo.

  • Fomentar la colaboración de empresarios, asociaciones o instituciones en la tarea de aumentar las oportunidades de inclusión laboral.

 

¿Quién puede entrar en un Centro de Rehabilitación Laboral?

 

En la Comunidad de Madrid, los Centros de Rehabilitación Laboral para personas con enfermedades mentales graves o crónicas están integrados dentro de la red de recursos del Plan de Atención Social a Personas con Enfermedad Mental Crónica

Estos centros, al igual que todos los que conforman la red, están regulados por el Decreto 122/1997, de 2 de octubre de 1997. Para acceder a estos centros, las personas han de ser derivadas desde los Servicios de Salud Mental de referencia que se encargan de su atención psiquiátrica y seguimiento.

En FUNDACIÓN JUAN XXIII contamos con un Centro de Rehabilitación Laboral, con un equipo multidisciplinar y un abordaje individualizado. Ofrecemos programas de orientación vocacional, como técnicas de búsqueda empleo, estrategias de afrontamiento en ámbito laboral, hábitos básicos de trabajo y habilidades de ajuste sociolaboral o entrenamiento para realización de entrevistas de trabajo.

Además, ofrecemos programas y talleres pre-laborales de temáticas como jardinería, logística, nuevas tecnologías, administración, hostelería y cocina, gestión documental, digitalización y administración.

Con el apoyo que se presta desde estos centros, muchas personas encuentran la posibilidad de conseguir un empleo de calidad que les permita mejorar su calidad de vida y su autonomía.

 

Brinda por Juan. Descubre nuestras copas y desayunos navideños

esta navidad celebra por tres

¿No te quieres perder nada? Suscribete a nuestra newsletter

Brinda por Juan. Descubre nuestras copas y desayunos navideños

Artículos relacionados