Empleo protegido y empleo con apoyo: similitudes y diferencias

| , por Fundación Juan XXIII

El empleo protegido y el empleo con apoyo son dos de las modalidades que se han planteado para la integración laboral de personas con discapacidad o en situación de vulnerabilidad psicosocial.

Nueva llamada a la acción

La realidad es que cada una de estas modalidades ofrece un enfoque distinto que, en última instancia, busca la inserción laboral de personas con discapacidad y su participación activa en la sociedad y el mercado laboral. 

A su vez, empleo protegido y empleo con apoyo han resultado dos estrategias útiles para cumplir con la Ley General de Discapacidad en el trabajo. Entre otras medidas, esta norma obliga a las empresas de 50 o más empleados a reservar el 2% de los puestos de trabajo para personas con discapacidad.

No obstante, empleo protegido y empleo con apoyo aportan dos perspectivas diferentes sobre la inclusión en los puestos de trabajo. Desde nuestra experiencia en FUNDACIÓN JUAN XXIII, analizamos ambas opciones y te contamos por qué nos decantamos por el empleo con apoyo

 

¿Qué significa empleo protegido?

 

El Empleo Protegido es un enfoque para garantizar el empleo de las personas con discapacidad. Para ello, tiene lugar en Centros Especiales de Empleo, que actúan como una empresa en el mercado, solo que cuenta con una alta tasa de personas con discapacidad en su plantilla. 

Generalmente financiados a través de diversas iniciativas públicas, la idea del empleo protegido sea un primer paso para que las personas con discapacidad puedan después integrarse en empresas ordinarias, tras obtener habilidades que le sean útiles en el mercado laboral.

 

¿Qué significa empleo con apoyo?

 

El empleo con apoyo es una modalidad que aboga por la inclusión de las personas con discapacidad, o especiales dificultades en el entorno ordinario. Para ello, se proporciona el apoyo necesario dentro y fuera del lugar de trabajo, con el objetivo de que el trabajador pueda acceder en iguales condiciones a las establecidas para puestos de trabajo similares.

 

Diferencias y similitudes entre empleo protegido y empleo con apoyo

Empleo protegido y empleo con apoyo ofrecen ayuda a las personas con discapacidad para lograr un trabajo, todo ello en vistas a facilitar su inserción laboral. 

No obstante, empleo protegido y empleo con apoyo presentan enfoques diferentes en al menos dos cuestiones clave:

 

  • Respecto al lugar de trabajo, el empleo protegido se lleva a cabo en Centros Especiales de Empleo, mientras que el empleo con apoyo se desarrolla dentro de empresas ordinarias.

  • El objetivo del empleo protegido es asegurar empleo a trabajadores con discapacidad; el empleo con apoyo busca su integración laboral

 

Cómo funciona la metodología ECA (Empleo con Apoyo)

En FUNDACIÓN JUAN XXIII optamos por la metodología del empleo con apoyo a través de la puesta en marcha de nuestros diversos recursos.

En vistas a explicar qué supone el empleo con apoyo en la práctica, compartimos algunas de las acciones que ponemos en marcha siguiendo esta metodología:

 

  • Apoyos “in situ” mediante la figura del preparador laboral

  • Elaboración de un itinerario individualizado de trabajo consensuado, en el que se planifica el tipo de apoyo que se aporta al participante del servicio. Para ello, movilizamos a  nuestro equipo técnico multidisciplinar con un objetivo principal: la inclusión en el mercado ordinario de trabajo y su entorno comunitario

  • Asesoramos a las empresas en sus procesos de inclusión laboral, incluyendo la gestión de ofertas de empleo o la orientación en materia de subvenciones, bonificaciones y ayudas

  • Trabajamos con el entorno de los participantes para facilitar la consecución de objetivos mediante diferentes actuaciones: entrevistas, asesorías y capacitación de diferente tipo.

 

Mediante esta metodología y protocolo, hemos atendido a decenas de participantes y logrado su inclusión en empresas de diversos sectores, incluyendo alimentación, textil, electrónica, hostelería, servicios auxiliares o audiovisual, entre otras. Las buenas noticias no terminan ahí, ya que sabemos que más del 40% de las personas trabajando en la actualidad llevan un mínimo de 2 años en sus puestos de trabajo.

Así, sabemos bien que el valor del empleo con apoyo es lograr la verdadera inclusión laboral de las personas con especiales dificultades de tipo intelectual.

Nueva llamada a la acción

 

cumples-la-lgd-descarga-gratis

¿No te quieres perder nada? Suscribete a nuestra newsletter

regalos-verano

Artículos relacionados