Por qué deberías crear un huerto urbano en tu empresa

Por qué deberías crear un huerto urbano en tu empresa

Los huertos urbanos llevan unos años cobrando cada vez más protagonismo dentro de las ciudades, una tendencia que va en la línea de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcados por la ONU, como el ODS 11, que busca hacer de las ciudades espacios más sostenibles y más agradables para sus habitantes.

Aunque los primeros valedores de los huertos urbanos fueron asociaciones, comunidades de vecinos y particulares, cada vez son más las empresas que se animan a instalar uno en su sede. Y es que las compañías están comprobando que establecer un huerto urbano puede aportar múltiples beneficios a sus trabajadores. 

Además, montar un huerto urbano no es tan difícil como se podría pensar. Hay diferentes tipos y tamaños que se pueden adaptar a los recursos y al espacio disponible en las empresas. Casi cualquier rincón con luz solar, cubierto o al aire libre, puede transformarse en un espacio de cultivo perfecto para producir vegetales a pequeña escala. Si es necesario, incluso se puede establecer en formato vertical, para aprovechar al máximo la superficie disponible.

Si estás pensando en instalar un huerto urbano en tu empresa, te damos a continuación seis razones para hacerlo.

¿Quieres contribuir y ser una empresa sostenible? Informate de nuestras  soluciones verdes SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

Beneficios de los huertos urbanos en empresas

  1. Mejora los hábitos alimenticios. Proporciona a los trabajadores hortalizas, verduras, frutas o legumbres apetitosas, ecológicas y de proximidad. Los productos obtenidos de los huertos urbanos suelen ser más sabrosos que los adquiridos en grandes superficies o supermercados, porque se pueden recolectar en el punto exacto de maduración, de modo que conservan todo su sabor. A esto hay que sumar la satisfacción personal de haber logrado cultivar la tierra y que esta dé sus frutos, lo que hace que los productos del huerto sepan todavía mejor.
    Además, el huerto urbano puede servir para abastecer de frutas las zonas comunes de la empresa, para que sean consumidas en los momentos de descanso del personal. La política de ofrecer fruta gratuita a los empleados, además de ser muy valorada por estos, contribuye a su salud.
  2. Fomenta la actividad. Un huerto urbano también puede ayudar a combatir el sedentarismo de los empleados y, por tanto, a mejorar su salud. Brinda la oportunidad de que los trabajadores dediquen unos minutos de su jornada laboral a hacer alguna tarea rápida en el huerto, si así lo desean, en vez de emplear ese tiempo mirando alguna pantalla.
  3. Reduce el estrés. Los espacios verdes contribuyen al relax, un beneficio que se ve aumentado por la posibilidad de realizar tareas manuales que ayudan a dejar de pensar de otros asuntos y a reponer fuerzas.
  4. Reduce el impacto medioambiental. Los huertos urbanos darán una motivación extra a aquellas personas más preocupadas por la naturaleza, ya que fomentan el consumo local, evitando la emisión de gases en el transporte de alimentos y, por tanto, reduciendo la huella de carbono.
  5. Mejora el ambiente laboral. Está demostrado que los espacios verdes mejoran el ánimo y el bienestar mental individual, pero también logran mejorar la colaboración entre personas. Los huertos urbanos forjan lazos entre los equipos y los impulsan a relacionarse y a colaborar para su mantenimiento. Además, pueden organizarse actividades complementarias que refuercen este aspecto, como comidas colaborativas o sesiones de degustación de los frutos del huerto.
  6. Fomenta valores, como la ecología y el respeto a la naturaleza.

Nueva llamada a la acción

¿Cómo crear un huerto urbano en una empresa?

En FUNDACIÓN JUAN XXIII somos especialistas en diseñar, ejecutar y mantener huertos urbanos ecológicos para edificios y parques empresariales, ya sea con huertos en suelo, bancales, mesas de cultivo o con la instalación de huertos verticales e hidropónicos. Cultivamos siempre bajo criterios de agricultura ecológica, incorporando soluciones de economía circular y consumo responsable.

Pero nuestro trabajo no acaba con la instalación de un huerto. Creemos firmemente que para que un huerto urbano en una empresa tenga éxito, es esencial guiar a los trabajadores y lograr que se involucren, para que se sientan una parte esencial del proyecto. Por eso acompañamos a las empresas en su transición hacia un desarrollo sostenible, sensibilizando a los trabajadores sobre la importancia del cuidado de la biodiversidad y la naturaleza y formándolos para que sepan cuidar del huerto por ellos mismos.

Además, debes saber que nuestro equipo especializado en soluciones verdes está compuesto en un 86% por personas con discapacidad, por lo que también estarás contribuyendo a crear empleo estable y de calidad para este colectivo y a sensibilizar sobre la importancia de la inclusión.

Si te hemos convencido y quieres lograr un cambio real, mejorando tu entorno de trabajo con la ayuda de un huerto urbano, contáctanos ¡y nos ponemos manos a la obra!

Nueva llamada a la acción

  • Comparte esta publicación:
Nueva llamada a la acción

¿No te quieres perder nada?

¡Suscríbete a la newsletter del blog!

Guía para tu empresa sobre la LGD

Otras publicaciones que podrían interesarte

Ventajas de las cubiertas verdes para la puntuación Well, Leed y Breeam

La sostenibilidad se ha consolidado como uno de los valores clave que deben interiorizar todas las empresas. Con independencia de la actividad que…

Soluciones sostenibles para empresas ante el ODS 11

Se estima que más de la mitad de la población mundial vive hoy en día en ciudades y en amplias concentraciones urbanas, una cifra que no deja de…