Todo lo que debe incluir un catering para empresas en 2020

Todo lo que debe incluir un catering para empresas en 2020

¿Cómo se están adaptando los servicios de catering para empresas a los nuevos tiempos? Los gustos han cambiado y a los asistentes a este tipo de eventos les gusta dejarse sorprender. A día de hoy, los servicios de catering están más modernizados que nunca. Pero hay algo que no ha cambiado: al cliente se le sigue conquistando por el estómago.

Partimos de la base de que este año 2020 está siendo un tanto atípico debido a la pandemia de Covid-19, y de que ha habido empresas que han tratado de adaptar sus eventos al formato digital. Aunque es cierto que los eventos digitales tenían ventajas evidentes en la situación extraordinaria que estábamos viviendo, no se ha conseguido transmitir lo mismo a través de una pantalla que con eventos en persona. Las empresas, conscientes de ello, han decidido aplazar los planes previstos para, llegado el momento, poder planificar y celebrar sus eventos de la mejor forma posible.

Las empresas son conscientes de que el momento del catering es más distendido y, por tanto, es idóneo para forjar lazos, establecer relaciones y fomentar el networking. Puede que sea uno de los momentos más importantes del evento porque los asistentes están más relajados, las conversaciones fluyen y de ahí pueden salir negocios importantes y relaciones fructíferas. No es solo comida, es muy importante elegir con cuidado el servicio de catering que mejor se adapta al evento para que todo salga a pedir de boca.

Nada puede salir mal si se cuenta con un servicio de catering para empresas profesional y adaptado a los nuevos tiempos y necesidades.

 

Los tipos de catering más demandados 

Todo depende del horario en el que se quiera realizar el evento y el carácter del propio evento. Los más comunes son: 

  • Desayunos de trabajo o Coffee break. Suelen durar entre 15 y 30 minutos y sirven como descanso entre reuniones o conferencias. 
  • Brunch. Una corriente propia de Norteamérica cada vez más presente en España. Es una fusión entre desayuno y comida muy extendida en los días festivos que las empresas están adoptando también para sus reuniones corporativas. 
  • Aperitivo, vino español o cóctel. Es una forma de agasajar a los asistentes de forma sencilla sin extenderlo demasiado en el tiempo. 
  • Banquete formal, ya sea al medio día o cena. Suelen ser eventos formales de larga duración y con más asistentes que los demás. Por ejemplo, una entrega de premios o una cena de Navidad en una mediana-gran empresa. 
  • Buffet. Los asistentes eligen ellos mismos los alimentos y bebidas, es decir, no se sirve. Crea un ambiente distendido, informal y cómodo para los asistentes. El brunch puede presentarse también en este formato, sin camareros que vayan sirviendo. 


Quiero disfrutar de los sabores únicos del catering de Fundación Juan XXIII SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

 

Tendencias de catering en 2020

Una vez elegido el formato en el que se realizará el catering, algunas de las novedades que se han ido presentando durante el 2020 y que ya no pueden faltar en los catering para empresas son: 

  • Batidos détox, tanto dulces como salados: una tendencia saludable que ha venido para quedarse. 
  • Frutas en formatos más creativos, como las brochetas.
  • Panes especiales con diferentes harinas y añadidos de tipo semillas. 
  • Propuestas de comida vegetariana.
  • Opciones sin lactosa y sin gluten, para que las personas con intolerancias alimentarias puedan integrarse correctamente en el evento.
  • Pinchos elaborados de carácter gourmet.
  • Comida asiática, tipo sushi, u otras propuestas de comida internacional. 
  • Talleres de cocina. De cocina fusión, cocina japonesa, pintxos gourmet, etc. Establecer en un evento un rincón de este tipo ayuda a fomentar la interacción entre los asistentes. 
  • Opciones con ingredientes ecológicos y de cercanía, en línea con la creciente preocupación por la sostenibilidad de las empresas y de la sociedad en general.

En el servicio de catering y restauración de FUNDACIÓN JUAN XXIII ofrecemos desde sencillos servicios de catering hasta soluciones globales que incluyen la organización de eventos, incluyendo el alquiler de la sala, el diseño de invitaciones, merchandising personalizado y todo lo que se te pueda ocurrir. Todo ello con la base de una cocina moderna, sostenible, personalizada, de calidad y con precios muy competitivos que garantizan siempre la seguridad y el control en los procesos.

Por otro lado, también ofrecemos a las empresas servicio de fruta para zonas comunes y servicio diario de comidas, cocinando en su propio centro o trasladando el catering desde nuestras instalaciones.

Todos nuestros servicios de catering son perfectamente compatibles con las políticas de Responsabilidad Social Corporativa de tu empresa. Además, te ayudamos en el cumplimiento de la Ley General de Discapacidad, dado que nuestro equipo de restauración está conformado en un 67% por personas con discapacidad.


Contratando un catering u otro servicio de restauración a FUNDACIÓN JUAN XXIII obtendrás la profesionalidad de un personal experimentado, que elabora en su cocina central más de 500.000 comidas al año y que puede afrontar cócteles o Copas de Navidad de más de 3.000 personas. También contribuirás a que cocineros y expertos camareros con discapacidad sigan avanzando en su carrera profesional. Además, reforzamos el carácter solidario de nuestro servicio repartiendo la comida sobrante en comedores sociales.

Nueva llamada a la acción

  • Comparte esta publicación:
sabores inclusivos de Fundación Juan XXIII

¿No te quieres perder nada?

¡Suscríbete a la newsletter del blog!

Guía para tu empresa sobre la LGD

Otras publicaciones que podrían interesarte