anagrama

Escribe tu búsqueda y presiona Enter

Cómo patrocinar un proyecto social en 5 sencillos pasos

Cómo patrocinar un proyecto social en 5 sencillos pasos

Patrocinar un proyecto social es una de las mejores formas de conseguir un impacto positivo en la sociedad. Es fácil pero, sobre todo, efectivo, ya que se deja el proyecto en manos de una entidad del Tercer Sector, que tiene el conocimiento necesario para llevarlo a cabo de la mejor manera posible.

 

Existe una gran variedad de fundaciones y organizaciones con proyectos sociales diversos que necesitan el patrocinio de empresas para poder seguir operando.

Si tu empresa ha tomado la decisión de apoyar un proyecto social, pero ahora no sabes cómo proceder o qué tipo de proyecto escoger, en este post te contamos los pasos a seguir.

 

1. Revisa las políticas de RSC

 

Revisa los valores de empresa y las políticas de RSC para detectar campos de actuación que no están todavía cubiertos.

Por ejemplo, puede que te hayas estado centrando en acciones medioambientales (reduciendo la huella de carbono de tu empresa, fomentando el reciclaje, evitando el desperdicio de papel…) pero hayas descuidado otros valores de empresa como la diversidad y la inclusión. 

En este caso, puedes buscar fundaciones u organizaciones que se dediquen a atender a sectores vulnerables de la sociedad, como las personas con discapacidad.

La ventaja de apoyar un proyecto de inclusión social y laboral de personas con discapacidad  es que no sólo estarás construyendo un mundo más justo, sino que además podrás cumplir con la Ley General de Discapacidad ya que, como veremos más adelante, el patrocinio de proyectos sociales es una de las medidas que recoge la normativa.

 

      Quiero ayudar a transformar una vida        SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

 

2. Involucra a tu plantilla


Tus trabajadores podrán aportar ideas nuevas y, además, harás crecer el sentido de pertenencia a la compañía. No solo demuestras que la empresa se preocupa por mejorar la sociedad, también que los trabajadores son tenidos en cuenta en las decisiones importantes.

 

3. Evalúa los posibles beneficios fiscales


La principal motivación para apoyar un proyecto social es que la empresa puede convertirse en agente del cambio, provocando un impacto positivo en la sociedad.

No obstante, la empresa también puede disfrutar de algunas ventajas asociadas, como la mejora de la imagen corporativa o una serie de beneficios:

 

  • Beneficios fiscales. Las donaciones y patrocinios en colaboración con fundaciones y asociaciones consideradas de Utilidad Pública son deducibles al 35% o incluso al 40%, si se trata de donaciones periódicas realizadas durante al menos 3 años a la misma entidad, por un importe igual o superior. 

  • Cumplimiento de la Ley General de Discapacidad (LGD). Las donaciones monetarias o patrocinios a entidades sin ánimo de lucro que trabajan por la inclusión laboral de las personas con discapacidad constituyen una medida alternativa que permite cumplir con la LGD.

 

También debes tener en cuenta que para disfrutar estos incentivos o beneficios puede que se requiera algún tipo de trámite previo. Por ejemplo, para cumplir con la LGD mediante patrocinio de proyectos es necesario que tu empresa solicite previamente un Certificado de Excepcionalidad ante las autoridades pertinentes (el SEPE o los servicios públicos de empleo autonómicos, según el caso).

 

descarga la guía completa para la aplicación de la LGD en tu empresa

 

4. Elige la organización del Tercer Sector y el proyecto

 

Patrocinar un proyecto social no quiere decir que tengas que sostenerlo de principio a fin: las fundaciones y organizaciones sin ánimo de lucro que se dedican a desarrollar estos programas por lo general tienen varios en marcha, que patrocinan con la ayuda de más de una compañía.

Pregunta en una entidad del Tercer Sector qué actividades o proyectos están a la espera de patrocinio. Seguro que encuentras alguno que se ajuste a los intereses de tu empresa.

Por ejemplo, en la FUNDACIÓN JUAN XXIII tenemos muchos proyectos en marcha para mejorar la vida de las personas con discapacidad. Estos son algunos de ellos, pero puedes contactarnos para saber más.

 

5. Comparte los resultados


Apoyar un proyecto social debe ir más allá de entregar el dinero y olvidarse. En la Fundación creemos que implicar a las empresas y mostrar los resultados del proyecto a los trabajadores es una parte muy importante del proceso. 

Por eso, ofrecemos la posibilidad de seguimiento continuo y una memoria final del proyecto desarrollado con la donación de fondos. De este modo, los trabajadores y colaboradores de la empresa podrán poner cara a todas esas vidas que han contribuido a transformar.

Si necesitas ayuda para construir una sociedad más justa mediante la figura del patrocinio de proyectos sociales, en FUNDACIÓN JUAN XXIII podemos ayudarte.

 

Tu compromiso transforma Vidas

  • Comparte esta publicación:
Nueva llamada a la acción

¿No te quieres perder nada?

¡Suscríbete a la newsletter del blog!

Nueva llamada a la acción

Otras publicaciones que podrían interesarte

Patrocina un proyecto en FUNDACIÓN JUAN XXIII y cumple con la LGD

En FUNDACIÓN JUAN XXIII tenemos una gran cantidad de proyectos que necesitan del aporte de la empresa privada para poder seguir desarrollándose con…

Responsabilidad social corporativa: Ejemplos para empresas

Cada vez son más las empresas que se preocupan por cumplir con las políticas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y para lograr satisfacer su…

RSC Empresas: Los mejores patrocinios de RSC para empresas

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) por medio del patrocinio es un recurso que las empresas están poniendo cada vez más en práctica, tanto…