<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://px.ads.linkedin.com/collect/?pid=3789929&amp;fmt=gif">

anagrama

Escribe tu búsqueda y presiona Enter

Conoce la diferencia entre inclusión e integración

Conoce la diferencia entre inclusión e integración

Aunque son dos términos que se suelen utilizar como sinónimos, o que pueden llegar a confundirse, lo cierto es que inclusión e integración no significan exactamente lo mismo, sino que son dos conceptos que parten de una filosofía distinta. Por eso, en este post vamos a ver las diferencias entre integración e inclusión cuando se habla de personas con discapacidad o en situación de vulnerabilidad psicosocial.

¿Qué son inclusión e integración?

La inclusión es un concepto mediante el cual se busca dar respuesta a la diversidad teniendo en cuenta que las personas no son las que deben adaptarse al sistema, sino que es el sistema quien se debe ajustar para dar cabida a las necesidades de todos.

La integración, sin embargo, se da cuando las personas con discapacidad o en situación de vulnerabilidad se adaptan a un sistema. Es un gran paso hacia la inclusión porque implica que no están excluidas ni segregadas, pero el objetivo debe ser conseguir la inclusión.

 

Para visualizar mejor la diferencia entre integración e inclusión, se suele utilizar el esquema superior que aborda también los conceptos de segregación y exclusión. 

En la segregación y en la exclusión, algunas personas están en los márgenes del sistema (de una sociedad, organización o empresa, por ejemplo). 

 

como externalizar tu recepcion a traves de un cee

 

En la integración y la inclusión están dentro del sistema, pero hay una diferencia:

  • En la integración todas las personas están dentro de la organización, pero no se relacionan con los demás como iguales, sino que están aisladas dentro de esta.
  • En la inclusión todas las personas están dentro y se relacionan con los demás componentes de la organización.

En FUNDACIÓN JUAN XXIII apostamos por usar la palabra inclusión frente a la palabra integración porque tiene un significado que se adapta mejor a nuestra misión: la de que la presencia de todas las personas esté implícita dentro de una sociedad diversa (esto implica reciprocidad e igualdad de condiciones, aunque las capacidades de las personas no sean las mismas). 

Nuestro objetivo no solo es que las personas en situación de vulnerabilidad psicosocial estén dentro de la sociedad o del mercado de trabajo, sino que también se relacionen con su entorno, que tengan derechos reconocidos, acceso de forma igualitaria a oportunidades, etc. Por este motivo, en la Fundación trabajamos día a día para que la inclusión social y laboral sea una realidad. 

 

Principales diferencias entre integración e inclusión 

¿Cómo podemos saber si un sistema es inclusivo? Algunas de las principales características que diferencian la inclusión de la integración son:

  • La inclusión no se enfoca en la discapacidad de la persona, lo hace en sus capacidades.
  • La inclusión supone transformaciones profundas en el sistema.
  • La inclusión es dar a cada persona lo que necesita para que tengan los mismos derechos, no es dar a todos lo mismo.
  • La inclusión se enriquece de las diferencias de las personas y de una sociedad heterogénea. Se tiene en cuenta el talento y las capacidades, no las limitaciones.
  • La inclusión acepta a cada persona como es, con sus características individuales. No busca acercar a la persona a lo que está normalizado. 

 

Inclusión en el entorno de trabajo 

En la inclusión laboral, las personas con discapacidad participan de manera normalizada en la actividad de la compañía, aportando su talento y sus capacidades, y sus diferencias aportan valor.

Las compañías inclusivas, en las que se valoran las competencias y habilidades de los empleados, consiguen mejores resultados empresariales. La diversidad es una gran fuente de enriquecimiento del entorno laboral, una excelente manera de conseguir una empresa más competitiva y empleados más comprometidos con su puesto de trabajo.

En FUNDACIÓN JUAN XXIII creemos en la inclusión social y laboral y llevamos 55 años trabajando con este fin.

Además de generar empleo directo en los servicios empresariales que prestamos desde la organización, contamos también con un servicio de Empleo con Apoyo para facilitar la contratación de personas con discapacidad, principalmente intelectual, por parte de las empresas ordinarias, haciendo una selección basada en competencias y acompañando a la empresa y a los trabajadores de forma personalizada. 

También realizamos muchas actividades en empresas que ayudan a sensibilizar sobre la discapacidad y a romper las barreras y los prejuicios que puedan existir.

Trabajamos en tres áreas principales para mejorar la calidad de vida de las personas en situación de vulnerabilidad psicosocial: atención, formación y empleo. Si quieres saber más sobre lo que hacemos en la Fundación, te invitamos a que sigas navegando por nuestra web o conozcas algunos de nuestros proyectos o servicios para empresas.

externalizar tu recepción a través de un CEE

  • Comparte esta publicación:
Nueva llamada a la acción

¿No te quieres perder nada?

¡Suscríbete a la newsletter del blog!

Nueva llamada a la acción

Otras publicaciones que podrían interesarte

¿Qué es un Centro Ocupacional? Conoce el de FUNDACIÓN JUAN XXIII

Si te preguntas qué es un Centro Ocupacional, te lo explicamos de forma rápida y sencilla: es una institución que proporciona ayuda y apoyos a…

JUAN ENERGY o cómo cambiar el mundo con tu factura de la luz

¿Sabías que con tu factura de energía puedes cambiar muchas vidas? Puede que pienses que lo que pagas por la energía de tu hogar acaba siempre en los…

Accesibilidad cognitiva: qué es y medidas para lograrla

Puede que, cuando pienses en accesibilidad, lo primero que se te venga a la mente son todas las barreras arquitectónicas que existen y la necesidad…