Voluntariado digital o cómo hacer RSC en tiempos de COVID-19

Voluntariado digital o cómo hacer RSC en tiempos de COVID-19

La pandemia de COVID-19 ha cambiado muchas cosas que dábamos por sentadas. Tras la interrupción repentina de muchas de las actividades empresariales y sociales durante el confinamiento, la sociedad ha de seguir adaptándose a la situación, buscando nuevas formas, más seguras, para retomar su día a día en todos los sentidos.

El voluntariado corporativo  como lo entendemos tradicionalmente, ha sido una de las actividades que, lógicamente, no se ha podido realizar en esos días. Pero ahora, como muchas otras actividades, el voluntariado ha dado el salto al plano digital permitiendo que las redes de solidaridad y colaboración se pongan en marcha, aunque sea en frente de un ordenador.

Desde FUNDACIÓN JUAN XXIII hemos realizado un importante esfuerzo a la hora de mantener nuestra actividad y de brindar nuevas oportunidades con las que apoyar a las personas con discapacidad intelectual, que en muchos casos se han visto especialmente afectadas por la situación actual.

En este difícil momento, realizar actividades de voluntariado con personas con discapacidad intelectual las apoya en el camino hacia la inclusión y las beneficia a nivel social y emocional, ya que algunas pueden sentirse más aisladas de lo habitual por las medidas de distanciamiento social.

Con el voluntariado digital, las empresas pueden seguir cumpliendo con sus objetivos de Responsabilidad Social Colaborativa y promoviendo el cambio social, un paradigma que únicamente es alcanzable a través del compromiso de las diferentes empresas y entidades que forman parte del tejido productivo de nuestro país.

 

¿Por qué realizar un voluntariado digital corporativo?

-Es seguro. Tanto para los trabajadores de la empresa como para las personas con discapacidad que participan en las actividades. Esto es especialmente importante, dado que muchas personas con discapacidad padecen trastornos asociados que hacen que sean especialmente vulnerables frente a la COVID-19.

-Une al equipo. Tras la época de incertidumbre, de trabajo en remoto, incluso quizás de ERTE, las relaciones entre los empleados pueden verse deterioradas. El voluntariado digital corporativo puede actuar como una especie de teambuilding que ayude a retomar el contacto, apuntalar las relaciones y hacer resurgir el espíritu de equipo.

-Educa en valores. Las actividades de voluntariado digital que organizamos desde FUNDACIÓN JUAN XXIII fomentan la empatía, la diversidad y el respeto.

-Provoca un cambio real. El coste de las actividades repercutirán en mejorar la vida de las personas con discapacidad intelectual y permitirán que estas sigan desarrollando sus capacidades en el Centro de Día, el Centro Ocupacional y el Centro de Formación de la Fundación.

-Cumple con la Ley General de Discapacidad. Todas las empresas de más de 50 empleados deben cumplir con esta ley, bien reservando una cuota del 2% para trabajadores con discapacidad en su empresa, o bien acogiéndose a una de las medidas alternativas que dispone la normativa, entre las que se incluye la contratación de un servicio como este a un Centro Especial de Empleo como el de FUNDACIÓN JUAN XXIII.

 

Quiero cumplir con la LGD contratando servicios de Fundación Juan XXIII SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

Actividades para un voluntariado digital

-Acompañamiento telefónico: Esta actividad pone en contacto a voluntarios de las empresas con personas con discapacidad intelectual de la Fundación que quieren dar a conocer su día a día y compartir un rato de charla y conversación. Ambas partes salen beneficiadas en una actividad de apoyo emocional que puede ayudar a romper muchas de las barreras que hay en torno a la discapacidad.

-Charla motivacional con Roberto Chinchilla. El actor de la célebre película Campeones y un especialista de la Fundación guiarán una charla motivacional en remoto sobre la importancia del trabajo en equipo y del espíritu de superación. Esta charla participativa busca reforzar los lazos de los equipos de trabajo que pueden haberse deteriorado con la difícil situación provocada con la pandemia.

-Talleres de actualidad. Estos talleres online, dirigidos por una psicóloga, buscan generar una conversación sobre algún tema de actualidad (que puede proponer la empresa, según su interés) para contraponer diferentes opiniones y trabajar la empatía y el respeto. Diversos usuarios del Centro Ocupacional tendrán también voz en el debate para manifestar sus puntos de vista y ayudar a generar una conversación interesante y diversa.

-Cinefórum. Un visionado de una película acompañado de un debate posterior, en el que personas con discapacidad intelectual participarán para dar su visión de la película.

-Creación literaria. Esta actividad busca fomentar el trabajo en equipo mediante un objetivo común: crear una historia de forma colaborativa. La historia se elaborará en cadena, de forma asíncrona, de manera que cada voluntario amplíe la historia del anterior, pero el equipo se reunirá después para escuchar el resultado en boca de nuestro embajador Roberto Chinchilla.

-Expresión artística. Este taller online fomenta la creatividad y la exteriorización de las emociones mediante el dibujo. Cuenta con la participación de usuarios de la Fundación para así conseguir visualizar la diversidad emocional que una misma palabra puede generar en distintas personas.

-Reto: elaboración creativa. La actividad más abierta de todas, en la que todos colaboran para lograr un objetivo común, que puede ser de repostería, manualidades, literatura… o cualquier otra cosa, siempre que la creatividad tenga un gran protagonismo.

-Taller de lectura. El taller de lectura fácil de nuestro Centro Ocupacional abre sus puertas para los voluntarios que quieran participar como uno más en las lecturas o en el animado debate posterior.

-Sesión Master Chef. Como un taller de cocina, con la salvedad que cada empleado cocina desde su casa (con ayuda de su familia, si así lo desea) a la vez que sigue las indicaciones en directo de los profesionales de Consugar Cake and Catering. Aunque en este taller no participan personas con discapacidad intelectual, con él se contribuye a la misión de la Fundación.

-Taller de reciclaje textil. Este taller online de reutilización de materiales textiles  fomenta el consumo responsable y el trabajo en equipo. Tendrá el fin común de representar un mural colectivo que plasme los valores de la empresa.

 

Si estás interesado en poner en marcha una iniciativa de voluntariado digital en tu empresa y quieres saber más sobre nuestros talleres y actividades, puedes descargarte a continuación el catálogo o contactarnos para más información.


Nueva llamada a la acción

  • Comparte esta publicación:
Eventos Fundación Juan XXIII

¿No te quieres perder nada?

¡Suscríbete a la newsletter del blog!

Guía para tu empresa sobre la LGD

Otras publicaciones que podrían interesarte

Voluntariado digital o cómo hacer RSC en tiempos de COVID-19

La pandemia de COVID-19 ha cambiado muchas cosas que dábamos por sentadas. Tras la interrupción repentina de muchas de las actividades empresariales…