La importancia de la promoción de la autonomía personal

|

La promoción de la autonomía personal es una de las acciones más importantes que se pueden llevar a cabo para lograr la inclusión social de las personas con discapacidad. ¿Qué es y por qué es tan relevante? Te lo contamos.

 

¿Qué es la autonomía personal?

La autonomía personal es la capacidad de afrontar y tomar decisiones sobre cómo vivir, de acuerdo con las normas y preferencias propias, así como de desarrollar las actividades básicas de la vida diaria. Así lo recoge el artículo 2 de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia.

La promoción de la autonomía personal se da en dos planos:

  • Impulsando la capacidad para analizar situaciones y tomar decisiones de vida de manera independiente.

  • Proporcionando las herramientas necesarias para enfrentarse al día a día y a actividades como cocinar, mantener buenos hábitos de higiene, coger el transporte público, comprar, manejar dinero o comportarse en sociedad.

La autonomía personal es un derecho fundamental de todas las personas, también de aquellas que presentan algún tipo de discapacidad, y es esencial para que tengan una vida plena y satisfactoria. Aunque se empieza a desarrollar en la infancia, puede trabajarse a lo largo de todas las etapas de la vida.

No todas las personas con discapacidad pueden alcanzar el mismo grado de autonomía, pero muchas de ellas pueden mejorarla. Con los apoyos y el tiempo suficientes, y dentro de sus posibilidades, consiguen ser más independientes.

Además, la promoción de la autonomía personal tiene un gran efecto sobre la autoestima: las personas se sienten más realizadas y satisfechas cuando ven que consiguen superarse, realizar más tareas y tomar decisiones propias.

El fomento de la autonomía personal busca romper con la sobreprotección que, en muchas ocasiones, se aplica sobre las personas con discapacidad, y que acaba por ser perjudicial, ya que así se impide que desarrollen sus capacidades y sus habilidades comunicativas. La clave está en ayudar y apoyar siempre que sea necesario, pero dejando que las personas con discapacidad se enfrenten a sus propios retos y tareas, dentro de sus límites.

 

como externalizar tu recepcion a traves de un cee

 

Acciones para la promoción de la autonomía personal

Desde el Centro de Día y el Centro Ocupacional de FUNDACIÓN JUAN XXIII trabajamos diariamente para mejorar la autonomía personal y, con ello, la calidad de vida de nuestros usuarios.

  • Mediante iniciativas diseñadas para estimularlos a realizar actividades motrices adaptadas a sus propias necesidades y capacidades.

  • Con un programa que se desarrolla en un piso formativo, en el que se ponen en práctica habilidades para fomentar la autonomía en tareas de la vida cotidiana, como el aseo, cuidar la ropa, comer y beber independientemente, comprar, preparar y conservar alimentos, limpiar la casa o reaccionar adecuadamente ante situaciones de peligro en el hogar.

  • Con un servicio de ocio, en el que las personas con discapacidad se implican a la hora de proponer y organizar actividades y viajes, en función de sus vínculos de amistad, intereses y aficiones.

Independientemente de las características y necesidades de cada persona, el desarrollo de la autonomía personal es un derecho individual de las personas y la mejor forma de construir una sociedad verdaderamente inclusiva.

 

externalizar tu recepción a través de un CEE

Nueva llamada a la acción

¿No te quieres perder nada? Suscribete a nuestra newsletter

Nueva llamada a la acción

Artículos relacionados